Sistema CAPS

sábado, 18 de marzo de 2017

COBRADORES VIAJEROS, HOY: MAXI-GT DE VALLADOLID

Hola haaaamiiiiijooooos, ya estamos de vuelta con uno de los torneos que en su primera edición ha empezado con un paso más que firme para convertirse en uno de los torneos de referencia a nivel nacional, y es que este ha sido unos de esos torneos que calla las bocas de todos aquellos profetas y videntes que han soltado sandeces como: "En España ya no hay torneos" o "La comunidad de 40k está muerta".

 Vamos a ver como se desarrolló....



Para este GT nos desplazamos 4 cobradores y dos infiltrados. Por un lado fuimos Ryback, Juli, Pascual y yo, y luego Juanjo que se pegó el viaje desde Córdoba para unirse el sábado como "Chuzma". Estaba también Vlankito que como es muy chaquetero, está vez formaba parte de la expedición de los Picofármacos compuesta por unos tios geniales Iker y Victor (un placer haber jugado partida contra este último).

Tomando algo el viernes por la noche
 Pascual intentando seducirme (no debería esforzarse, él ya sabe lo tiene hecho)
 El gran Juanjo y su peaso de viaje (como diría él)
Vamos al torneo en el que como siempre me centratré en sobre todo la parte organizativa.

Lo primero que diré es mi más sincera Enhorabuena, y podéis sentiros orgullosos del trabajo realizado amigos de Pucela. Lanzaros a vuestro primer torneo y haber desplegado la calidad que pudimos ver, solo dice buenas cosas de vosotros.

El torneo se desarrollaba en el hotel Zentral  de Valladolid, cuya ubicación no la pudieron buscar mejor. Se situaba pared con pared con la estación de autobuses y a 10 mins andando de la estación de tren, lo que hacía muy sencillo tanto encontrarlo como desplazarse desde fuera.

El torneo se planteó para 30 participantes inicialmente y debido a la demanda susperaron sus expectativas consiguiendo un total de 34 jugadores. Entre ellos estaban Rememoradores (que invadieron aquello los jodios), Shadowsun (ya me volví con el acento gallego, no hay manera de evitarlo), Psicofármacos (ole que ole) Tenerife 40k (estos si que viajaron) El último Bastión (Zaragoza Powa), gente de Pucela Wargames y algún club más que debía ser de la zona tambien cuyo nombre no recuerdo.

Lo primero que destacaba al entrar en la sala era las pedazo mesas, que como ya han comentado en otros blogs hacían que el torneo pegara un subidón de calidad impresionante. La sala muy amplia con mesas laterlas para poder apoyar maletines, sillas para todos, mogollón de botellas de agua y vasos para todo el mundo y un detalle que, siendo una tonteria, a nosotros en Talavera no se nos había ocurrido hasta ahora, un jodido perchero, donde todo el mundo colgaba su abrigo y así no estaban todos titados por allí. Con la lista impresa y el dossier de partidas, podiamos encontrar fichas para hacer de contadores, una regla de espuma con medidas standard, boligrado y una acreditación para colgar con tu nombre, club y el menú que previamente habíamos elegido.

Acreditación del torneo

Aspecto de la sala

 Mesa Eldar

 Mesa Tiránida (ganadora de la votación a mejor mesa)

Así tengo yo los huevos tras un mal día en el trabajo
 Más mesas (ojo al nivel de escenografía que era muy pero que muy bueno)





Eran cuatro partidas, tres el sábado y una el domingo. Los tiempos los llevaron muy bien, lo único que a mi no se porque se me hicieron un poco cortos. En mi opinión hay que intentar llegar  alas 3 horas por partida o aproximarse. Diré también que llevaba una lista de culto con casi 130 miniaturas y eso evidentemente ralentiza mucho, sobre todo el despliegue y los primeros turnos.

Mi primera partida fue contra Victor de Psicofármacos con Eldar-Harlequins. Una gran partida en la que empatamos a todo lo posible que se podía empatar. Por mi parte el Culto decidió que no quería cargar y el segundo turno que era el bueno en donde más seises necesitaba no salieron apernas. Un placer muy grande Victor y se juega contigo muy agusto macho.

La segunda partida contra Juli, Ouuhh yehaaa que me toca el Juli jajaja. Su Astra-Lobos lista demasiado estática como ya le he comentado a él. Aunque la parte que más contaba para guerra eterna era suya desde el principio conseguí ir poco a poco pelando capas de guardias y al final me hice con la victoria. Con Juli las partidas siempre son muy tranquilas y que voy a decir de un gran amigo y compañero de club que el ya no sepa.

Emboscando al Juli como hacen los acolytes mientras despliega él.
Después de la partida llegó la hora de comer. Este fue el peor punto del torneo. Llevo 15 años yendo a Valladolid a menudo (por familia) y era la primera vez que comia realmente mal en algún sitio. Esto no se puede imputar a la organización como es evidente, ellos buscaron lo mejor y más cercano al torneo y es lo que encontraron, con su mejor intención. En cuando al lugar llamado Cafetería Moka, os recomiendo encarecidamente no ir. Aquí un ejemplo gráfico de la comida.

"Ensalada" de tomate y mozzarella

 El "concepto" de Hamburguesa con patatas del sitio

 No voy a darle más bombo al sitio pero para que os hagaís una idea de lo lamentable, a uno de los compañeros de Galicia le pusieron cinta de lomo con patatas en mal estado (podrido vaya) y ni siquiera se lo cambiaron, se quedó sin comer. El año que viene cambiarán de sitio y todo arreglado.

Tras la vuelta de la comida me tocó contra Ñakas de los rememoradores, quien con su lista de Khorne, dió cuenta de mi ano, sin piedad y con gran alevosia. Nunca me había enfrentado a él pero me pareció un jugador muy limpio y siempre con una sonrisa el tio. Su lista me venia rema,l y el lo sabía desde el princpio. Jugó muy bien sus ventajas y supo aprovechar todas mis debilidades para endosarme un amplio 19-0. Gran paliza, pero completamente asumida.

Por la noche yo no estuve, ya que dormía en casa de mis familiares, mis compañeros no obstante hablaron muy bien de la cena y solo puedo dejaros algunas fotos de lo que deparó el momento.

La misma ensalada que en la comida con alguna pequeña diferencia.

 Algún plato tambien "parecido" a la comida.

Más fotos de la noche





Finalmente el domingo una sola partida que empezó a las 10:30 (cosa que agradecieron los participantes para dormir más). En mi caso me enfrente a los Tiránidos de Juan del Ultimo Bastión, Aqui tras sufrir otro de mis legendarios robos de iniciativa al Culto, conseguí medianamente hacerme con la victoria con mucho sufrimiento. Juan un gran tipo con el que además pude cerrar una transacción de un Triumvirato a medias jeje.

Al final campeón Nelson con demonios (enhorabuena campeón) y segundo nuestro gran Juanjete. En los sorteos como siempre no defraudamos y sobre todo Ryback que estaba amenzado con la expulsión del club sino se llevaba algo en los sorteos.Lo único que nos hemos dado cuenta de los Piscofármacos son un rival a tener en cuenta para los sorteos, pues los jodios aparte de llevarse el premio de pintura (mehari merecido y sus marines), yo mismo saqué la bola que les dió el premio gordo de los sortos, el nuevo Kairos/Lord of Change

  Juanjo recogiendo sus premios (no tengo foto de Nelson lo siento)
 Los Psicofármacos y su latente amenaza en sorteos


 Juli llevandose unas motos orkas

 No, es mentira, me las quedé yo JAJAJA
 Ryback asegurando su permanencia en el club al menos 6 meses más
Y nada más que comentar. En resumen un gran torneo, con mesas excelentes, organización de 10, mucho cuidado en los detalles, comida de menos 500, y loco ya porque llegue el año que viene y lo volvais a hacer a ser posible al lado de la casa de mi cuñada que me viene muy bien jeje. Gracias amigos por el esfuerzo y gracias a los participantes por hacernos pasar un gran fin de semana de torneo.

Un saludo y os dejo algunas fotos más sueltas.

Los Danieles

 Detalle de una mesa Orka

 Despliegue tras el que los Tiranidos me robaron la iniciativa

 Imagen épica del Astra de Juli
 Juli y yo levantando la "quinta Champions de vino de la noche"


 La facción tren nada más llegar a Valldolid

 La entrada al salón del torneo
 Otra visión global del salón

 Yo no fui a la cena pero me busque la vida por otro sitio jeje